Salve un Corazoncito

¿En qué consiste el programa Salve un Corazoncito?

Salve un Corazoncito, antes llamado Salve Un Corazoncito Ñero, es el programa bandera de la Fundación Conciencia Social, a través de los cual más de ciento de menores de edad con enfermedades del corazón de la Región Caribe han tenido acceso a tratamientos quirúrgicos o médicos.

La misión del programa es servir de conexión entre los niños, niñas y adolescentes de escasos recursos y los centros especializados en Cardiología y Cirugía Cardiovascular, entre los que se encuentran la clínica de la Fundación Cardioinfantil de Bogotá (FCI).

La Fundación Conciencia Social apoya a estos pacientes con anomalías cardíacas suministrando: desplazamiento, alimentación, estadía, exámenes y cirugía, además de asumir los costos para sus tratamientos pre- y pos-quirúrgicos. Esta iniciativa se ha mantenido a lo largo de 21 años gracias a las empresas benefactoras y un grupo de particulares, demostrando el compromiso de nuestra sociedad por salvar cada vez más corazoncitos.

Ahora es tu turno para continuar haciendo realidad el sueño de muchos menores de edad que necesitan de tu aporte para poder decir: “Somos Solidarios”.

Historia

El programa “Salve un Corazoncito”, nació en el año 1996, luego de que el ingeniero industrial Gustavo De la Ossa Veléz conociera el caso de un niño del sur de la capital del Atlántico. Este niño requería de un tratamiento quirúrgico por padecer de una enfermedad cardiovascular. Gracias al apoyo de: Julio Eduardo Gerlein, Juan Carlos Vilariño y Juan Carlos Tcherrassi, el menor residente del barrio la Chinita, pudo ser intervenido quirúrgicamente ese mismo año en la clínica de la Fundación Cardioinfantil de Bogotá.

El éxito alcanzado en esa gestión, motivó al Ing. De la Ossa a desarrollar una investigación para determinar el número de niños tanto de Barranquilla como de la Región Caribe que presentaban enfermedades del corazón y que no tenían la posibilidad de ser atendidos medicamente. Desde ese momento se crea la Fundación Conciencia Social y se da origen al programa “Salve un Corazoncito”.

Nuestra primera Junta Directiva estuvo conformada por las siguientes personas: Gustavo De la Ossa Vélez, Salma Azar, Ernesto Borrero, Farid Radi, Rugero Ramos, siendo el cardiólogo pediatra Lupo Méndez, nuestro primer Presidente Honorario. En nuestros comienzos fue importante la colaboración de personas como: Darío Álvarez Londoño (q.e.p.d), Shakira Mebarak, e instituciones que se unieron a la causa, reflejándose este apoyo en los 540 menores de edad atendidos. La Clínica General del Norte de Barranquilla, el Hospital Pediátrico y el Club Rotary International, a través de su programa “Gift of Life”, también han sido claves en materia de respaldo médico.

Entre los aliados estratégicos más destacados hay que mencionar a la Fundación Cardioinfantil de Bogotá, hasta el punto que gracias a esta coordinación institucional se han realizado doce (12) jornadas de detección de niños, niñas y adolescentes con enfermedades del corazón, a través de las cuales alrededor de 3.000 niños han podido ser examinados.

Muchas de nuestras actividades enmarcadas dentro del programa “Salve un Corazoncito”, están encaminadas en la atención integral de la familia, promoviendo la salud física y psicosocial. La Fundación Conciencia Social ha establecido convenios con entidades públicas y privadas, entre los que podemos destacar los ejecutados con el Ministerio de Salud (IVA Social) y la Gobernación del Atlántico, demostrando nuestro compromiso por brindar siempre una óptima atención a la comunidad con una visión integral y humana.